Voznuestra


Por Gabriel Impaglione (Luján-Buenos Aires/Argentina)

Se despide esta voz de mi boca
sin tiempo para el comebiéncuidate,
salta hacia otra hora, le urge tomar vuelo
alzarse en ardua llamarada, en dura desafiante
multitud de preguntas.

Un niño en todas partes, hijonuestro,
sabe que no alcanza el aire y a la calle
salta con mano de pedir, con mano triste
de señalar el sol que ya no está allí
donde debiera.

Un hombre en todas partes, hermanonuestro,
apaleado cae, sangra brazo inútil
y no basta la sed para rozar el agua y sabe
que el agua no basta para acabar la sed.

Una mujer en todas partes, rosanuestra,
pone fusil a cada ausencia, sabe también
que no será en vano
salir de puntillas a agitar la luna.

Mi voz ya no es mi voz y se ha marchado,
en la corriente del viento ya no es mía,
es Voznuestra y contigo compañero
crece en todas partes, es coroluz, enarbola
canto digno de asombro y pan.

Que despertemos Voznuestra nos grita,
que ya es hora nos dice mientras vuela.
La era convoca con urgencia.
El oficio de estremecer el tiempo y sus vientos
traerá albaplena,
vendrán sus mil caballos coronados de fuego.

Que la hierba se muere y con ella el agua.
Que sólo Muerte borda su divisa
con la dura tiniebla instaurada.

Que ya no hay mas razones para callar
mientras nos matan

nos dice Voznuestra
dándonos la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores