Manifiesto Movimiento Internacional de Escritoras "Los puños de la paloma"

PROHIBIDO PREGUNTAR.

Ha llegado a Honduras el tiempo de los sables.
Militares conjurados vigilan dando la espalda a los reclamos populares. Como si se tratara de otros tiempos, como si pudieran en verdad callar con sus fusiles la voz, la palabra de los que fueron consultados.
Ha llegado a Honduras el tiempo de los que no quieren oír, el tiempo de los de siempre, el tiempo de los que fraguan el terror y lo reparten en dosis criminales.
Ha llegado a Honduras un tiempo, un miedo, un delirio, pero no ha llegado para quedarse.
Nosotras, escritoras del Movimiento "Los puños de la paloma" nos unimos a los hombres y mujeres hondureños que hoy, ahora mismo, están en la calle exigiendo que sea devuelta la democracia que han secuestrado, que han violentado, que han mandado callar.
Nosotras sabemos que pronto habrá savia nueva. Que pronto cantaremos. Pero mientras esto no suceda, estamos aquí también para decir, ¡no al miedo y a la locura!, ¡no al dolor del gatillo y la mentira!, ¡no al ultraje de los pueblos!
Y lo diremos hasta agotar los labios.

14 comentarios:

  1. Acabo de leer completramente "Pujo de sangre", estoy feliz de acompañar con mis poemas a todos ustedes, ojalà no nos veamos obligados a escribir otras antologìas nacidas del crimen, de la impunidad. Ojalà sean otros temas los que nos aten. Un abrazo para todos. Gracias, Norma.

    ResponderEliminar
  2. La libertad no se negocia, se conquista, Bravo resistencia Hondureña al golpe!

    ResponderEliminar
  3. Eu quisera possuir "laser" em mis dedos
    e em mis pensamentos,
    para decepar essas cabeças golpistas,
    vê-las voar e tombar ao chão,
    espatifando-se, mostrando o negror
    que transportam em lugar da massa cefálica
    do hemisfério direito de seus cérebros
    inexistentes.
    Quisera ser um imenso tornado,
    ao invés de nuvens, folhas afiadas de guilhotinas
    e varrer esses condenados pela Naturaleza
    ao degredo astral,
    pois como escreveu Gibran Kallil Gibran,
    "... Na floresta só existe lembrança dos amorosos
    Os que dominaram o mundo e oprimiram e conquistaram seus nomes são como letras dos nomes dos criminosos
    Conquistador entre nós é aquele que sabe amar
    ..."

    Choro, mas é por estar longe e não poder riscar meu repúdio nos muros de vossas cidades.

    Obrigada, muchas gracias por vossos espíritos guerreiros.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Nirma por tan grandioso aporte a la lucha en Honduras. El pueblo sigue resistiendo en las calles pero la victoria está cercana.

    ResponderEliminar
  5. Víctor Manuel RAMOS2 de noviembre de 2009, 12:08

    El pueblo hondureño ha demostrado una heroicidad extraordinaria. El apoyo que nos dan los poetas del mundo se suma a nuestros puños levantados en contra de la dictadura.

    ResponderEliminar
  6. Hoy es Honduras la que necesita que las voces se aúnen en un mismo clamor, la restitución de la democracia y el cese de todo hostigamiento a este pueblo, que no duda en defender lo que le corresponde.
    Un abrazo.
    Eva Isabel Ruiz Barrios

    ResponderEliminar
  7. "Y se abrirán las GRANDES ALAMEDAS" dijo Salvador Allende.
    Honduras de las flores, has enseñando una vez más que el pueblo unido jamás será vencido!

    Ian Welden

    ResponderEliminar
  8. Me gustaria saber:
    Donde fueron entrenados estos militares?
    Con que dinero adquirieron lo necesesario para llevar a cabo ese golpe?

    ResponderEliminar
  9. Saludamos y difundiremos esta labor solidaria:

    http://sociedaddeescritoresdechile.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Nous en étions arrivés à penser, en France, que les militaires étaient rentrés pour longtemps dans les casernes.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Nirma por tan grandioso aporte a la lucha en Honduras. Gracias por la iniciativa de la antología poética. "Pujo de sangre", estoy feliz de acompañar con mis poemas a todos ustedes.

    ResponderEliminar
  12. Ricardo Paredes Vassallo13 de noviembre de 2009, 23:44

    Es necesario cambiar la esencia de esos estados coloniales de América Latina; de esos estados racistas e impotentes, diseñados para que gobierne una minoría sobre la mayoría; de aquellas triacas raquíticas y dañinas donde el virrey, la iglesia y el ejército comparten y se disputan la riqueza que logran arrebatar del pueblo. Cambiar aquello será vital.
    Mi solidaridad con el Pueblo de Honduras
    Ricardo Paredes Vassallo
    Filósofo

    ResponderEliminar
  13. Norma:
    Gracias a vos y a todas las palomas y palomos cuyas palabras aletean en vuelo hacia la libertad...
    Es un veradero honor estar entre ustedes, compartiendo el grito, la bronca... y la esperanza.
    Silvana Calvín
    Mendoza, Argentina.

    ResponderEliminar
  14. Obrigado por não baixar os braços a perder cabelo luta Hondurenho povo, tenho certeza disso. Coragem que é luta pela vossa leal.

    Parabens

    ResponderEliminar

Seguidores